Bebidas refrescantes orientales

ComparteloShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La cocina asiática y su gastronomía nos ofrece mil y un sabores exóticos, incluso, si hablamos de bebidas refrescantes. Sus insólitas frutas, el uso culinario que le otorgan a algunas plantas y, sobre todo, su manera de combinar y preparar los ingredientes dan lugar a una larga lista de zumos y brebajes que sirven de refresco y hacen las delicias de cualquier paladar. Incluso de aquellos catadores más exigentes. Y es que un sabor puede ser más o menos de tu agrado, pero nadie pone reparos a las bebidas elaboradas a base de codiciados productos naturales y condimentadas al estilo oriental. Mango, coco tostado, rambután, aloe, gingseng, flores, semillas… y una larga lista de productos de la tierra que dan origen a maravillosos zumos orientales y a sugerentes bebidas. Otro regalo de la cocina asiática.

Mai Thai

Os presentamos la receta de la versión sin alcohol, para que pueda disfrutarla toda la familia. Debemos disponer de 2 kilos de naranjas, un limón, media lima, un par de cucharadas de miel, una pizca de azúcar y unas gotitas de esencia de almendra.

Para elaborarlo, exprimimos todas la frutas, removemos bien los ingredientes y lo servimos en una copa con hielo picado y alguna decoración frutal. Los adultos, si lo desean, pueden añadirle al combinado algunas gotas de ron de caña.

Cóctel de té oriental.

Para los amantes de las infusiones, traemos esta propuesta que, avisamos, lleva un toque de ron.

Necesitamos como ingredientes, un vaso de agua, una dosis de té negro oriental que aporte el toque amargo, además de algunas hohas de lemongrass que aporte el aroma, una pizca de azúcar moreno, media lima y dos dedos de ron y hielo picado.

Para su elaboración, haremos la infusión de té negro, le añadimos el azúcar y dejamos enfriar. Luego trabajamos el lemongrass para sacarle bien el sabor y agitamos en una coctelera el te, la lima, el ron y el hielo. Servimos bien frío y decorado con alguna fruta dulce o amarga.

Licor de Cumcuat.

Tal vez no lo sepas, pero el cumcuat o kumcuat son pequeñas naranjitas originarias de China y Japón muy sabrosas que pueden comerse crudas y enteras, con piel incluida. Son un elemento importante de la cocina asiática. Hoy os vamos a enseñar aquí como preparar un suculento licor con estas frutas, por cierto, muy fácil de hacer.

Necesitamos unos 800 gramos de esta fruta, medio kilo de azúcar moreno y un litro y medio de vodka. Lavamos bien las frutas y la secamos. Con un objeto puzante como una aguja, la perforamos por varios sitios y las vamos depositando en un tarro o botella grande por capas y espolvoreadas con el azúcar. Vertemos después el vodka, cerramos el bote y lo dejamos macerar durante un mes aproximadamente.

Para servirlo, ponemos un cumcuat en el vaso y servimos el licor, bien frío o a temperatura ambiente. Está delicioso, pero hay que tener en cuenta su graduación alcohólica.

Cócteles Exóticos.

Y aquí os dejamos algunas propuestas rápidas de cócteles exóticos, ideales para acompañar a la cocina asiática.

Por ejemplo, el Mangga Luya, típico de Filipinas, hecho a base de mango y brandy. Se le da el toque especial con aromas de jengibre, albahaca, canela y una o dos gotas de angostura. Desde Malasia, os proponemos el Belalang, hecho a base de brandy, crema de cacao blanca, leche de coco y sirope de menta. También os proponemos el South East Asian Mudslide, que lleva Kahlúa y Baileys, mezcladito con leche de coco y sirope de chocolate. Y, por último, el Asian Sparklin Lemonade, que incorpora Genger Beer y arándanos, junto con gajitos de lima.

Y es que, los cócteles en general están de moda, pero los de origen asiático, con su toque exótico y dulce, siempre se llevan la palma. Y no son típicos sólo de Japón o China, sino también de otros países como Tailandia, Vietnam, Singapur y todo el sudeste asiático. De hecho, hay veces que incorporamos a combinados muy nuestros como el gin-tonic algunos toques orientales como el cardamomo, tan famoso últimamente.

En general, las bebidas asiáticas suelen combinar las frutas dulces o amargas como el lichi, el mango o la lima con bebidas alcohólicas como el ron, el vodka, el brandy o la ginebra.

Have your say