Platos imprescindibles de la cocina japonesa

ComparteloShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Si hay algo conocido, bien considerado y valorado en la gastronomía asiática, eso es la comida japonesa. Y no es de extrañar porque muchos llegan a calificarla como una de las mejores cocinas del mundo.

En Japón, la gastronomía es color, sabor, estética, belleza, variedad y muchas más cosas agradables, bellas y positivas. En todo el país hay diferentes regiones con sus propias especialidades, basadas en los productos locales. Pero, si algo hay en Japón es una cultura de la comida, con mayúsculas que hace de su gastronomía algo diferente, sugerente y muy atractivo para el resto del mundo.

¿Cómo ha evolucionado la comida japonesa?

La gastronomía de este país ha evolucionado mucho a lo largo de los siglos y lo ha hecho de manera paralela a los cambios políticos y sociales que se han ido produciendo. En origen, estaban muy influenciados por la cultura china, pero poco a poco se fue desligando de ella y adquiriendo su propia identidad.

La comida japonesa se basa en la gastronomía tradicional del país, modificada y mejorada por ingredientes y formas de cocinar que llegaron del extranjero y que los japoneses adaptaron a sus gustos e hicieron suyos. La cultura japonesa valora mucho, por ejemplo, la estacionalidad de los alimentos, la calidad de los ingredientes y la presentación de sus platos.

A día de hoy, en la gastronomía del país nipón hay ingredientes esenciales como el arroz, una gran variedad de verduras, los hongos, el marisco, los tallarines, los huevos de gallina y codorniz, las carnes de distintos animales, las legumbres, la fruta y los frutos secos y la harina.

Con ellos se construyen infinidad de platos deliciosos y muy sabroso, condimentados, además, con salsa de soja, miso y dashi. La cebolla, el ajo, el puerro, las semillas de sésamo y, por supuesto, el wasabi también se usan mucho como condimento.

Los mejores platos de la gastronomía japonesa.

Lo que está claro es que la comida japonesa va más allá del sushi o la tempura, aunque es cierto que en occidente éstos platos forman parte de la gastronomía japonesa más conocida.

Por este motivo, destacamos, en primer lugar, como platos imprescindibles de la comida japonesa:

  • Sashimi: comida cruda, presentada en lonchas finas y acompañada de salsa para untar o de guarniciones muy sencillas. Suele hacerse a base de pescado, ternera o crustáceos.
  • Sushi: arroz al vinagre acompañado o mezclado con ingredientes frescos como pescado o marisco. Hay diversas variedades como el Nigiri, con los ingredientes depositados sobre un bloque de arroz; el maki, envueltos en rollo con un alga; temaki, con forma de cono; o chirashi, cuando el marisco fresco u otros ingredientes se colocan sobre arroz para sushi dentro de un cuenco.
  • Arroz: se presenta en forma de pastel, de bolas, acompañado de judías, de verdura o de pollo y marisco y como acompañante de muchos platos.
  • Sopas: parte importante de la gastronomía japonesa. Puede ser de ravioles acompañados de alga y tofu, de cerdo, de miso con ingredientes de temporada o de marisco, por poner solo algunos ejemplos.
  • Tempura: ingredientes como vegetales o carnes rebozados y fritos.

Entre los platos más elaborados, algunos expertos recomiendan como el Okonomiyaki, una especie de pizza japonesa, o el Natto, sopa de soja fermentada que se acompaña de arroz blanco.

Platos para las grandes ocasiones.

La cultura japonesa es muy tradicional y reserva algunos platos a ciertas celebraciones, festividades o eventos. Es el caso del Osechi en Año Nuevo, el Botamochi en el equinoccio de primavera, o la Soba en Nochevieja.

Además, hay regiones donde la gente come una mezcla de arroz y azuki, llamada azuki meshi, el primer y quinto día de cada mes.

En cuanto a la disposición en la mesa, suelen disponerse 5 cuencos y platos separados para la comida: uno para el arroz, otro para la sopa y otros 3 para las distintas guarniciones. También suele servirse vegetales en vinagre al final de la comida, como colofón al resto de viandas.

Los palillos se colocan junto al comensal, depositados en palillero, con los extremos afilados hacia la izquierda.

Have your say